La realidad de las cosas, detrás de la edad en la mujer

El miedo a envejecer nace del reconocimiento de que uno no está viviendo la vida que desea. Es equivalente a la sensación de estar usando mal el presente. -Susan Sontag

Una de las cosas de las que siempre se habla, o mejor dicho no les gusta hablar en la mujer, es acerca de las marcas con el paso del tiempo, las rupturas de corazón, las estrías, las celulitis que parece como si aparecieran de la nada por más delgada que estés.

He observado que las mujeres se llegan a conocer mas cuando llegar a los 30 y he pensado que puede ser parte de las experiencias durante los ultimo 5 años, el convivir con personas en su ambiente de trabajo, organizar las convivencias de cumpleaños, las citas,  la realización de las amigas, los consejos de las tías, los padres y hermanos.

Pero, ¿porqué se piensa que las mujeres no deberian decir su edad? no creo ser partidaria de eso, pues cuando miras atrás y ves en lo que te has convertido debería ser una cuestión de orgullo, las mujeres debemos abrazar y apoderarnos de las cosas que hemos vivido, buenas y malas, para aprender, lo más atractivo en una mujer, segùn un estudio, es verlas sosteniendo grandes ideas, sonriendo, tan seguras, tan formales pero también tan deshinibidas. Pues Requeire vivencias y años para poder tener esa motivación.

Metas más claras, ciclos cerrados, sueños cumplidos, siempre hay tiempo para todo eso y por cada posesión hay una historia y un gran esfuerzo.

Me gusta pensar que todas nosotras podemos abrazar lo que tenemos y y ¿porqué no? porque no sentirnos seguras de lo que somos, de la edad que tenemos, esas canas, esas ojeras han sido por alcanzar algún objetivo, no han salido de gratis, y la historia, la historia de los mil corazones partidos y unos cuantos que rompimos hoy nos deberían enseñar que es lo bonito de ir creciendo, acumular recuerdos y vivencias, me gusta pensar que lo que vivimos en días atrás, nos formaron para ser lo que hoy… y que aquella niña de 10 que comenzó a soñar lo que haría a los 30, hoy se siente orgullosa de cumplir 50 y aceptarse ¡como es! y reconocerse por cada logro y perdonarse por cada error, porque hoy… hoy es valioso y todo eso dejo lo que hoy somos, guerreras incanzables, de corazón noble, pero de cara risueña y de ojos maduros y de labios sensuales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s